Salon_de_la_guerre_War_Room_Versailles_relief_louis_XIV_victorieux_Coysevox

El retrato de Luis XIV como modelo para los testeros de la República y San Martín

En esta oportunidad comparto con ustedes un breve análisis que realicé sobre dos conjuntos ornamentales ubicados uno en la Casa Rosada y otro en la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires.

Agradezco al Sr. Alejandro Arbaizar por las fotografías aportadas y a la ex-directora del Museo de la Casa Rosada, Museóloga Nancy Niccolini de Etchegaray por la documentación utilizada en esta investigación proveniente en parte del archivo de dicha institución. Por último, se aclara que las imágenes con la marca de agua “miradaatenta.wordpress.com” en algunos casos no son propiedad del blog, pero se les coloca la inscripción (citando la fuente original) para proteger la investigación debido a que en numerosas oportunidades se han copiado artículos de este blog sin citar debidamente al autor.

_______________________________________________

El Salón de la Guerra del Palacio de Versailles, contiguo a la famosa Galería de los Espejos, exhibe en uno de sus muros un importante conjunto escultórico realizado en mármol, bronce y estuco por el artista Antoine Coysevox entre 1680 y 1685.

El grupo, uno de los mejores exponentes del barroco francés, tiene como base una falsa chimenea en cuyo centro y a modo de tapa se encuentra un alto relieve en bronce dorado representando a la musa Clío escribiendo la historia. Mas arriba se sitúa la cabeza de Hércules a cuyos lados surgen dos guirnaldas de hojas de laurel que sujetan en sus extremos a dos prisioneros, todos ellos realizados en bronce ormolu. En el centro, enmarcado por un gran ovalo de mármol, se distingue un alto relieve en estuco representando al rey Luis XIV montado triunfantemente sobre un brioso corcel, aplastando a sus enemigos derrotados. Todo el conjunto está acompañado por trofeos de guerra y coronado por dos victorias de bronce dorado que sujetan trompetas, un ramillete y una corona de laurel, destacándose en el centro la corona real elevada por dos alas.

Fuente imagen: Wikipedia.

Salon_de_la_guerre_War_Room_Versailles_relief_louis_XIV_victorieux_Coysevox

Curiosamente este conjunto escultórico fue la fuente de inspiración para la composición de los testeros ubicados en los salones de recepción de dos edificios significativos de la ciudad de Buenos Aires: El Salón Blanco de la Casa Rosada y el Salón San Martín del Palacio de la Legislatura porteña.

El grupo escultórico – ornamental situado en el Salón Blanco de la Casa de Gobierno, fácilmente reconocible por ser el fondo que se visualiza durante los principales discursos presidenciales y en la jura de ministros, fue realizado por la casa Forest de París, (una firma reconocida por la calidad de sus bronces), por encargo del gobierno nacional en el marco de los festejos del Centenario de la Revolución de Mayo. Se desconoce si la composición fue hecha a pedido de alguna autoridad o si se trató de una libre interpretación de la Maison Forest, pero resulta llamativo que para la representación artística de la apoteosis la República se haya escogido como prototipo el retrato del mayor representante de la monarquía absoluta en occidente.

 Fuente imagen: Archivo Sr. Alejandro Arbaizar.

100_7141

La composición de la versión de la Casa Rosada es similar a la de Versailles en varios puntos. La base del conjunto es una falsa chimenea en cuyo centro se distingue la cabeza de un león realizada en bronce ormolu.

Fuente imagen: Archivo Sr. Alejandro Arbaizar.

100_7148

Mas arriba, apoyado en un basamento que se eleva por sobre la chimenea, se encuentra el busto de la República Argentina realizado en mármol de Carrara por el reconocido artista italiano Ettore Ximenes. La versión argentina de “Marianne” ostenta en el centro de su amplio pecho el blasón nacional y en su cabeza el gorro frigio, símbolo de la libertad. El busto fue realizado con anterioridad al resto del conjunto escultórico y originalmente se encontraba colocado sobre un pedestal en forma de columna con capitel corintio (conservado en la colección del Museo de la Casa Rosada).

Fuente imagen: Archivo Sr. Alejandro Arbaizar.

100_7143

Fotografía de una recepción en el Salón Blanco durante la presidencia de Manuel Quintana en la que se observa el busto de la República sobre su pedestal original:

Fuente imagen: Archivo General de la Nación.

Busto

Rodeando al mismo, y en el sitio donde en la versión francesa se encuentran dos prisioneros encadenados, grandes cornucopias derraman los frutos de la nación acompañados de alegorías a las ciencias, las artes, la agricultura, la navegación, el comercio y la industria, todos ellos realizados en bronce ormolu.

Hacia la izquierda, las alegorías al comercio, la industria y la navegación:

Fuente imagen: Archivo Sr. Alejandro Arbaizar.

100_7146

Hacia la derecha las alegorías a las ciencias y las artes:

Fuente imagen: Archivo Sr. Alejandro Arbaizar.

100_7144

En el centro, sobre una placa ovalada de mármol campan vert, y en el lugar donde en el modelo original se sitúa el retrato de Luis XIV, se encuentra el Escudo Nacional Argentino realizado en bronce, cuya simbología transcribo del libro “Escudos Provinciales de la Argentina” de la Edición del Consejo Federal de Inversiones:

“se considera que los antebrazos humanos que estrechan sus diestras en el cuartel inferior, representan la unión de los pueblos de las Provincias Unidas de Río de la Plata. El gorro frigio- es un antiguo símbolo de libertad y la pica (lanza corta) evidencia el propósito de sostenerla, de ser necesario, con las armas. El sol -que algunos han considerado una concesión a las religiones indígenas en las cuales se lo adoraba-, en su posición de naciente anuncia al mundo la aparición de una nueva Nación. Los laureles son símbolo heráldico de victoria y triunfo, y evidencian las glorias ya adquiridas en Suipacha y en Tucumán. En cuanto a la cinta en forma de moño con los colores azur, plata (blanco), es alusiva a la nacionalidad argentina.”

Asimismo en el texto se aclara que:

¨Con frecuencia, los autores que han hecho la descripción del Escudo Nacional -y de los nueve escudos provinciales de él derivados- emplean la expresión gorro frigio, para aludir al gorro de la libertad. Tal término, es también el que se usa habitualmente para referirse a ese símbolo y es el adoptado en las diversas leyes que se refieren a los blasones de la Nación y de las Provincias. Sin embargo, como muy acertadamente han expuesto Giraldes y Cortés Funes, el escudo no ostenta un “gorro frigio” sino un “pileo” (lat. pileus). El primero originario de Frigia, antigua región del noroeste del Asia Menor, cubría toda la nuca y poseía unos largos apéndices laterales (especie de orejeras) que servían para atarlo abajo del mentón. El segundo, que entre los romanos era usado por los hombres libres y los esclavos libertos, era un gorro cónico de base redonda y punta redondeada. Giraldes y Cortés Funes señalan, asimismo, que el gorro de la libertad de nuestro Escudo Nacional presenta un elemento que desconcierta al analista: la borla que el mismo tiene en la punta del bonete, y no descarta la posible influencia del ¨gorro de manga¨ usado por la gente de campo de nuestro país desde 1810 hasta 1840. Los mismos autores señala que El primero en hablar de [gorro frigio] fue Domingo Faustino Sarmiento en el discurso que pronunciara al inaugurar la estatua de Belgrano… ya que con anterioridad se había utilizado ¨gorro de la libertad¨.

Fuente imagen: Archivo Sr. Alejandro Arbaizar.

100_7142

En el extremo superior dos victorias realizadas en madera patinada coronan todo el grupo alegórico. Puntualmente en este caso es notoria la similitud con el modelo francés.

Fuente imagen: Archivo Sr. Alejandro Arbaizar.

victorias

El otro grupo ornamental se encuentra en el Salón San Martín del edificio de la legislatura porteña, inaugurado el 3 de octubre de 1931. Desconozco el nombre del autor o de la fábrica, pero es evidente la reminiscencia versallesca. Nuevamente observamos una chimenea falsa a modo de basamento, realizada en mármol verde antico, y en el centro del gran óvalo, enmarcado por una boiserie, el retrato del General José de San Martín en estuco.

Fuente imagen: Wikipedia

CABA_-_Monserrat_-_Legislatura_de_la_Ciudad_de_Buenos_Aires_-_Salón_San_Martín

En la versión porteña, de notable similitud con la francesa, se observa un cambio escenográfico: la batalla es reemplazada por el cruce de los Andes, no obstante, los corceles y sus jinetes están modelados en similares posiciones. La figura femenina que eleva su brazo por sobre la cabeza de Luis XIV (aparentemente sostenía la corona real que fue eliminada en la Revolución Francesa), se convierte en una gloria o victoria que corona al General San Martín. Las nubes del extremo superior izquierdo de la versión original, son reemplazadas por los picos de las montañas, y los enemigos derrotados, por rocas.

comparación

Asimismo, las dos victorias que coronan el conjunto en Versailles, en la legislatura son sustituidas por dos querubines, uno de ellos sosteniendo una trompeta y el otro una cartela, que exhiben en el centro el Escudo Nacional.

Pero estos no son los únicos casos que podemos encontrar de copias o inspiraciones en la ornamentación de edificios públicos. También en la Casa Rosada, en la galería de acceso al Salón Blanco, hay una reproducción de la cómoda de la Reina María Antonieta diseñada por el ebanista Guillaume Beneman para el Palacio de Compiegne en el siglo XVIII.

El mueble original en el Salón de Juegos del Palacio de Compiegne (ubicado debajo del espejo a modo de trumeau):

Fuente: palaisdecompiegne.fr

com_10_87EE2042

La copia en la Casa Rosada. En el centro se observa el monograma M-A de Marie Antoinette:

100_7200

Otro ejemplo podemos encontrar en el Teatro Colón donde se exhibe en el Salón Dorado una copia de la cómoda del Rey Luis XVI en Versailles, investigación que se publicó en este blog en febrero de 2010.

Por último, la biblioteca del Palacio del Congreso de la Nación posee una réplica del reloj a péndulo atribuido al prestigioso ebanista Jean-Henri Riesener, confeccionado en 1785 para el Rey Luis XVI, emplazado en el Palacio de Versailles.

El reloj original en Versailles.

Fuente: crcv.revues.org

img-5

La copia en la biblioteca del Palacio del Congreso Nacional.

Fuente: Colección particular.

108_5162

6 comentarios en “El retrato de Luis XIV como modelo para los testeros de la República y San Martín

  1. Magnífico resultado de tu trabajo de investigación , con el detallado análisis del conjunto. Me alegra recibir tan buen material. Saludos Eduardo J. Gábor Arq.

  2. Hola me encanta tu blog, y por eso queria contarte sobre el pabellón argentino en la exposición universal de Paris que mas tarde se convertira en la sede del MNBA
    Saludos y muchas gracias por tomarte el timpo para relizar estos artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s