frente nuevo23

Historia de la Avenida Alvear: La residencia de María Unzué de Alvear – Demolida

La siguiente publicación es producto del trabajo de investigación realizado por el editor del blog miradaatenta.wordpress.com, Lic. Pablo Chiesa, con la colaboración de los señores Jorge Arturo Figueroa y Carlos José Ledesma que aportaron invaluable material fotográfico y testimonial sobre la historia del edificio.

Asimismo quiero agradecer al Lic. Hugo Pontoriero, Jefe del Departamento de Museología y Museografía del Museo Nacional de Arte Decorativo, y a los Sres. Alejandro Arbaizar y Rafael Montes de Oca por toda la información y el material aportado.

En esta nueva publicación, en la que retomamos la sección del blog dedicada a la “Historia de la Avenida Alvear”, les mostraremos la que fuera la residencia de la Sra. María Unzué (1861 – 1950), casada con el Sr. Ángel de Alvear Pacheco (1858 – 1905), y también habitada por los  sobrinos del matrimonio.

Debajo, María Unzué de Alvear fotografiada por Alice Hughes en Londres a principios del siglo XX:

Fuente: “1889 – 1939, Argentina, Los Años Dorados” Alberto Dodero, Inés Murat, Buenos Aires, El Milagro, 2010.

El edificio se levantaba sobre la Avenida Alvear 1385 y fue construido a finales del siglo XIX por el reconocido arquitecto e ingeniero Juan Antonio Buschiazzo (1845 – 1917). En realidad, la residencia formaba parte de un conjunto arquitectónico más amplio, diseñado por el mismo profesional, y conformado por los frentes de las residencias pertenecientes a las hermanas de María: Concepción “Cochonga” Unzué de Casares y Ángela Unzué de Álzaga.

Fotografía del conjunto arquitectónico que formaban las residencias de María Unzué de Alvear (señalada en rojo), Concepción Unzué de Casares (sector central), y Ángela Unzué de Álzaga (sector extremo derecho):

Poco antes de la Primera Guerra Mundial, María adquirió el terreno lindero a su residencia, ubicado en la esquina de la Avenida Alvear y la calle Libertad, y, según comenta Fabio Grementieri en su libro “Grandes Residencias de Buenos Aires” se contrató al  prestigioso equipo formado por el arquitecto francés René Sergent y la firma Carlhian para la ampliación y decoración del edificio. La fachada original diseñada por Buschiazzo se remodeló al estilo Luis XVI, estilo al cual Sergent era adepto y repitió en los frentes de otras obras suyas en Buenos Aires, como son el Palacio Errázuriz (actual sede del Museo Nacional de Arte Decorativo) y el Palacio Bosch Alvear (actual residencia del Embajador de los Estados Unidos).

Fotografía de la nueva fachada diseñada por René Sergent para María Unzué de Alvear. Señalamos en rojo el sector que correspondía al edificio original de finales del siglo XIX, en amarillo la ampliación, y en turquesa la residencia de los empleados y  áreas de servicio. Observen que la residencia de Concepción Unzué de Casares, ubicada en el sector extremo derecho de la fotografía, aún mantenía la fachada original diseñada por Buschiazzo:

Fuente: Archivo General de la Nación.

Debajo colocamos un plano de la planta noble de la residencia de María Unzué, donde señalamos en rojo el sector que fue ampliado hacia la calle Libertad. Este plano se realizó en base a fotografías y a los relatos que obtuvimos durante el proceso de investigación, así que advertimos que las dimensiones de los ambientes no son exactas. Tampoco obtuvimos mayores datos del sector sobre la calle Libertad que figura en el plano  como “Salones íntimos y áreas de servicio”, por lo tanto  desconocemos como era su composición interna:

Los interiores de la residencia:

 __________El Vestíbulo__________

El acceso principal a la residencia era desde el Porte Cochere ubicado en la esquina, al cual los vehículos ingresaban desde la calle Libertad y salían por la Avenida Alvear. Desde allí se subía por una escalera hasta el Vestíbulo. Según las publicaciones de la época, este espacio, cuyos muros estaban recubiertos de símil piedra, se decoró con plantas, bargueños del siglo XVII, sitiales de cuero repujado en oro, y cuadros figurando entre ellos uno del artista holandés Jan Weenix.

El vestíbulo señalado en rojo sobre el plano de la planta noble de la residencia:

Fotografía del vestíbulo:

Fuente: Archivo General de la Nación.

Los apliques de iluminación, realizados en bronce dorado al or moulu, eran similares a un ejemplar conservado en el Palacio Paz atribuido a  la firma Jansen de París:

 __________El Hall Central__________

Era el corazón de la casa y funcionaba como el vínculo principal entre los salones de recepción. Estaba decorado con mobiliario francés y, destacándose de entre las demás obras,  un gran tapiz del siglo XVIII firmado por Lefèvre titulado “Los Nacimientos”.

El Hall Central señalado en rojo sobre el plano de la planta noble de la residencia:

Fotografía del Hall Central donde se observa el gran tapiz sobre la chimenea y el mobiliario francés estilo Luis XV:

Fotografía del tapiz:

Fuente: Catálogo de la subasta de la colección de la residencia. Gentileza del Sr. Alejandro Arbaizar:

cat11

Fotografía de la chimenea del hall:

Fuente: Colección particular.

Fotografía de la cómoda y los fauteils franceses. Sobre la cómoda se observa un cuadro del Gran Canal de Venecia, de la escuela de Canaletto:

Fuente: Colección particular.

Fotografía de una cómoda, que, según una publicación de la época, “perteneció al General Alvear”:

Fotografía tomada en el Hall Central donde se observa un grupo de dignidades eclesiásticas durante una recepción ofrecida en el año 1922 por María Unzué de Alvear (la señora que figura en el centro de la fotografía), en honor del cardenal Aldano Gasquet. En el sector extremo derecho, se puede observar sentado en uno de los sillones al Presidente de la Nación, Dr. Hipólito Yrigoyen:

Fuente: “1889 – 1939, Argentina, Los Años Dorados” Alberto Dodero, Inés Murat, Buenos Aires, El Milagro, 2010.

__________El Gran Salón__________

Era el salón de recepción principal y el de mayor tamaño. Se exhibían cuadros de los artistas Ferrier, Nathaniel Hornera, Gainsborough y Jan Ruysdael; y, en gran parte,  estaba decorado con mobiliario  francés estilo Luis XVI.

El ambiente señalado en rojo sobre el plano de la planta noble de la residencia:



Fotografía del Gran Salón, en el que, según una publicación de la época, “predominan los colores rojo y crema”:

Fuente: Archivo General de la Nación.

granva

Fotografía del mobiliario de  la sala, época Luis XVI y estampillado por Est. J. Dubois:

Fuente: Catálogo de la subasta de la colección de la residencia, gentileza del Sr. Alejandro Arbaizar.

cat1

Según los documentos y la boleta de compra que conservaba la familia, la araña de cristal del salón provenía del Palacio Real de Lisboa, Portugal:

Sobre una de las paredes del salón se exhibía el retrato de María Unzué de Alvear y su sobrina Ángela Álzaga Unzué de González Guerrico, pintado por Gabriel Ferrier (1847 – 1914). La obra se trataba de una segunda versión ya que el artista tuvo que volver a pintar el retrato porque el gobierno francés conservó el original en el Museo de Luxemburgo. Ésta segunda versión se encuentra en la actualidad en una colección particular argentina:

Fotografía del retrato:

Fuente: Archivo General de la Nación;  “Grandes Residencias de Buenos Aires, la influencia francesa”, Fabio Grementieri, Xavier Verstraeten, Ediciones Lariviere.

Gabriel Ferrier fue un reconocido artista que pintó numerosos retratos para la nobleza y la alta sociedad de la época. En Argentina también realizó los retratos de la Sra. Elvira Soto de Castro y sus hijas, y el de Justo José de Urquiza que se exhibía en la Quinta La Lucila (https://miradaatenta.wordpress.com/2011/07/13/quinta-la-lucila-la-demolida-mansion-urquiza-anchorena/). En el Museo de Orsay de París, originalmente una palaciega estación de tren, aún se conserva el salón comedor cuyos techos fueron pintados por el artista.

Fotografía del cielorraso del comedor del Museo de Orsay con las pinturas de Gabriel Ferrier. Se observa la firma del artista en el sector señalado con un círculo rojo:

Fuente: Archivo del Museo de Orsay.

Fotografía de una de las vitrinas del Gran Salón que contenía una colección de porcelanas chinas:

Otra fotografía de la colección exhibida en la vitrina:

Fuente: Colección particular.

Otra de las vitrinas con una colección de piezas de cristal de roca:

Fuente: Archivo General de la Nación y colección particular.

Par de bergeres francesas, aparentemente época Luis XVI:

Fuente: Colección particular.

 __________El Salón de las Vitrinas__________

Este ambiente tenía cuatro vitrinas donde se exhibía “una interesante colección de porcelanas chinas, todas ellas de color azul cálido”. La salita se integraba al Gran Salón a través de una gran arcada sostenida por columnas, y también contaba con un acceso independiente desde el Hall Central.

La sala señalada en rojo sobre el plano de la planta noble de la residencia:

Fotografía del Gran Salón donde indicamos en rojo el acceso a la Salita de las Vitrinas:

Fotografías del Salón de las Vitrinas:

Fuente: Archivo General de la Nación y colección particular.

Fotografía de una de las colecciones que se exhibía en este ambiente:

Fuente: Colección particular.

Fotografía de otra de las colecciones que se exhibía en la sala, compuesta de porcelanas europeas del siglo XVIII:

Fuente: Catálogo de la subasta de la colección de la residencia. Gentileza del Sr. Alejandro Arbaizar.

cat16

En la actualidad, una de las vitrinas de esta sala se preserva en el Museo Nacional de Arte Decorativo. Fue diseñada por la firma Jansen de París, y pasó a formar parte de la colección de la institución a través del legado de Juan Carlos Ahumada Seré en el año 2011.

Fotografía de la vitrina:

__________La Sala de Música__________

Este ambiente era de pequeñas dimensiones, sin embargo, y al igual que la Salita de las Vitrinas, se integraba al Gran Salón a través de una arcada con puertas corredizas y espejadas. También contaba con un acceso independiente desde el Hall Central.

La Sala de Música señalada en rojo sobre el plano de la plante noble de la residencia:

Fotografía de la Sala de Música. Hacia la derecha se distingue el retrato de Ángela González Álzaga de Ledesma, y sobre la chimenea un busto de mármol:

 __________La Escalera__________

La escalera señalada en rojo sobre el plano de la planta noble de la residencia:
Fotografía de la escalera. Según los testimonios, la vitrina que se observa hacia la derecha conservaba un pesebre que le regaló Monseñor Eugenio Pacelli (futuro Papa Pío XII) a María Unzué, cuando éste visitó la Ciudad de Buenos Aires en representación del Sumo Pontífice durante el Congreso Eucarístico del año 1934:

 __________La Gran Galería__________

Era el corredor de mayor jerarquía, que unía el sector de la residencia orientado hacia la Avenida Alvear con el que daba hacia la calle Posadas. Aquí también se exhibía un importante tapiz de Lefèvre.

La Gran Galería señalada en rojo sobre el plano de la planta noble de la residencia:

Fotografía del mobiliario y del gran tapiz:

Fotografía del tapiz:

Fuente: Catálogo de la subasta de la colección de la residencia. Gentileza del Sr. Alejandro Arbaizar.

cat14

Fotografía del mobiliario ubicado en este espacio:

Fuente: Colección Particular.

 __________El Comedor__________

Estaba decorado con tapices del siglo XVIII de Jans y Lefèvre, e importantes piezas de platería.

El comedor señalado en rojo sobre el plano de la planta noble de la residencia:

Fotografía del Comedor a principios del siglo XX:

Fuente: Colección particular.

Otra fotografía del comedor, tomada probablemente en la década de 1920, en la que se observa una nueva araña:

Fotografía del trumeau del comedor:

Fotografías de los dos tapices que se exhibían en el comedor:

Fuente: Catálogo de la subasta de la colección de la residencia. Gentileza del Sr. Alejandro Arbaizar.

cat12

cat13

Fotografía de la platería del Comedor:

Fuente: Catálogo de la subasta de la colección de la residencia. Gentileza del Sr. Alejandro Arbaizar.

plateria

 __________El Escritorio__________

El escritorio señalado en rojo sobre el plano de la planta noble de la residencia:

Fotografía del escritorio en la que se observa un busto de mármol colocado sobre la chimenea, probablemente del General Carlos María de Alvear:

Fuente: Colección particular.

 __________El Jardín de Invierno__________

Suponemos que este espacio se trataba originalmente de un jardín interno que se techó y remodeló en la intervención que realizó el arquitecto René Sergent junto a la firma Carlhian. Era de grandes dimensiones, sus muros estaban recubiertos de treillage francés, y una de sus puertas comunicaba con el edificio lindero perteneciente a Concepción “Cochonga” Unzué de Casares, hermana de María.

El jardín señalado en rojo sobre el plano de la planta noble de la residencia:

Fotografía del Jardín de Invierno. La gran puerta que se observa hacia la izquierda comunicaba con la residencia de Concepción Unzué de Casares:

Fuente: “Grandes Residencias de Buenos Aires, la influencia francesa”, Fabio Grementieri, Xavier Verstraeten, Ediciones Lariviere; y colección particular.

Fotografía del Jardín de invierno. Las puertas-ventanas que se observan hacia la izquierda comunicaban con la Gran Galería de la residencia de  María:

Fotografía de la fuente central:

  __________El Primer piso__________

En esta planta se encontraban las habitaciones familiares y algunos salones de recepción de carácter íntimo. Según los testimonios aportados por habitantes y visitantes de la residencia, en uno de los dormitorio existía un “ropero” en cuyo interior se encontraba una puerta “secreta” que comunicaba con otra habitación de la residencia de de Concepción Unzué de Casares; como así también un pasillo “caluroso” y “lleno de jaulas con canarios” que comunicaba con el mismo edificio.

Fotografía de la habitación de María Unzué de Alvear a comienzos del siglo XX. La cama con baldaquino posteriormente se cambió  por otra, aparentemente de estilo Luis XV:

Fuente: “1889 – 1939, Argentina, Los Años Dorados” Alberto Dodero, Inés Murat, Buenos Aires, El Milagro, 2010.

En este piso también se encontraba la capilla privada, situada al lado de la habitación de María, cuya decoración, según comenta el Arq. Fabio Grementieri en su obra “Grandes Residencias de Buenos Aires”, tomó como modelo las boiseries diseñadas en 1765 por Étienne-Louis Boullée para el Hôtel de Monville, en París (demolido).

Fotografía de la capilla:

Fuente: Archivo General de la Nación.

Si bien no conseguimos una fotografía de las boiseries del Hôtel de Monville para compararlas con la capilla, al menos encontramos una acuarela de sus fachadas, realizada por Christian Benilan:

Fuente: christianbenilan.wifeo.com

En el retablo de la capilla se exhibía la Pieta, obra del artista William Adolphe Bouguereau (1825 – 1905).

Debajo colocamos otra imagen de la capilla acompañada de una fotografía de la Pieta pintada por Bouguereau. La fotografía de la pintura lleva al pie la dedicatoria y firma de María Unzué de Alvear:

Fuente: Colección particular.

Detalle de la dedicatoria de María Unzué de Alvear situada al pie de la fotografía:

Fuente: Colección particular.

El 9 de junio del año 2010 la casa Christie’s de Nueva York subastó una versión similar de la obra, producida por el artista en mayor tamaño, a un valor récord de USS$2.770.500.

Fotografía de la obra subastada por Christie’s:

Fuente: wikipedia

En el Museo Nacional de Arte Decorativo se conserva también un par ciriales de la capilla, realizados en madera tallada y dorada a la hoja, provenientes de Italia, y de mediados del siglo XVIII. Fueron donados al museo en el año 2011 a través del legado de Juan Carlos Ahumada Seré:

Otra pieza de inestimable valor que formaba parte de la colección de María Unzué es el famoso diamante azul, también conocido como “Diamante Unzué”, que lo adquirió en la joyería Cartier de París en el año 1910. Estaba engarzado en un prendedor devant de corsage, que simulaba flores de muguet. El diamante se encontró en Sudáfrica, y entre 1909 y 19010 fue cortado en forma de corazón por el  joyero francés Atanik Eknayan. En  el año 1959 el Sr. Harry Winston adquirió el prendedor, retiró el diamante, y lo engarzó en un anillo. Posteriormente se lo vendió a la Sra. Marjorie Merriweather Post, quien finalmente lo donó al  Smithsonian Institution de Washington D.C, donde permanece en la actualidad exhibido como una de sus gemas más importantes, cerca del también famoso “Diamante Hope”.

Algunos suponen que el diamante “Blue Heart Ocean” de la película “Titanic” (1997) está inspirado en la forma y color del “Diamante Unzué”, que, coincidentemente, se exhibe en el Smithsonian bajo el nombre de “Blue Heart Diamong Ring”

Izquierda: Fotografía del prendedor de María Unzué con el diamante azul señalado con un círculo rojo. Derecha: Fotografía del diamante en la actualidad engarzado en un anillo y exhibido en el Smithsonian Institution de Washington D. C:

Fuente: “1889 – 1939, Argentina, Los Años Dorados” Alberto Dodero, Inés Murat, Buenos Aires, El Milagro, 2010.

Fotografía del nomenclador colocado al diamante en el Smithsonian Institution de Washington D. C:

  __________El Parque__________

Sorprendentemente, la cuadra delimitada por la Avenida Alvear y las calles Libertad, Posadas y Cerrito estaba íntegramente ocupada con residencias pertenecientes a la familia Unzué, y a su vez todas ellas compartían un mismo parque privado En la siguiente fotografía aérea, tomada del mapa interactivo del Gobierno de la Ciudad de BsAs,  les señalamos en rosa el parque, en rojo la residencia de María Unzué de Alvear, en turquesa la residencia de Concepción Unzué de Casares, en amarillo la residencia de Ángela Unzué de Álzaga, en verde la residencia de Josefina Álzaga Unzué de Sanchez Elia, y en lila la residencia de “Cachorro” Álzaga Unzué y Josefina Ocampo:

Fotografía del parque tomada desde la terraza de la residencia de María Unzué. En el centro se observa una copia de la famosa Diana Cazadora de Fontainebleau que se conserva en el Museo del Louvre en París:

Una fotografía en primer plano de la escultura:

Fotografía de la fachada de la residencia de María Unzué tomada desde el parque. Las dos ventanas y la puerta central ubicadas en el balcón del primer piso, comunicaban con la habitación de María Unzué:

Fotografía de los senderos y la ornamentación del parque:

Fotografía de uno de los copones:

Conjunto escultórico representando probablemente a “Las Tres Gracias”:

Fotografía de la pérgola donde solían jugar los niños:

Vista general del parque:

Fotografía de uno de los sitiales:

 __________La Demolición__________

Lamentablemente, y como sucedió con gran parte del patrimonio arquitectónico de la Ciudad de Buenos Aires, la residencia de María Unzué de Alvear se demolió a los pocos años de haber sido vendida por la familia, a comienzos de la década de 1960.

En la siguiente fotografía podemos observar que aún se conserva la que fuera la propiedad de Concepción “Cochonga” Unzué de Casares, hoy sede del Jockey Club (señalada en amarillo), y en el terreno donde se encontraba la residencia de María Unzué se construyó un edificio (señalado en rojo) que no respeta la escala de su entorno inmediato, arruinando de ese modo la que fuera una de las vistas más bellas de Buenos Aires. Este es uno de los grandes dramas de nuestra capital, por mucho tiempo faltó un planeamiento que contemple la preservación de los conjuntos urbanos y del patrimonio arquitectónico, ya que siempre primó la especulación inmobiliaria:

Vista del resto del conjunto urbano que afortunadamente aún se conserva:

Para finalizar, les enseñamos el resto de las fotografías de la colección de la residencia, tomadas del catálogo de la subasta, y cedidas gentilmente por el Sr. Alejandro Arbaizar:

cat9

cat10

cat17

cat18

cat2

cat3

cat4

cat5

cat6

cat7

cat8

cat19

Aclaración: Algunas de las fotografías que figuran con la marca de agua “miradaatenta.wordpress.com” no son propiedad del blog, sin embargo se les coloca este distintivo para proteger la investigación, ya que en numerosas oportunidades se han copiado los artículos aquí publicados sin mencionar la fuente. Asimismo aclaramos que las imágenes cuya fuente figura como “colección particular” pertenecen a colecciones y archivos privados, cuyos propietarios prefieren mantenerse en el anonimato.

30 comentarios en “Historia de la Avenida Alvear: La residencia de María Unzué de Alvear – Demolida

    1. Me parece que hubo un mal entendido. Cuando pongo en las fuentes “colección particular”, no me refiero a que es mía, sino a que proviene de un archivo o colección privada, y que a pedido de los propietarios no publico sus nombres en el blog. Las marcas de agua se las pongo a todas las fotografías para proteger la investigación, ya que en numerosas oportunidades han copiado los artículos que publico sin mencionar la fuente. Saludos

  1. Siempre es un placer leer tu blog, sumaste mucha info a la que ya tenía sobre el palación Unzué, siempre me había preguntado si la fuente del jardín de invierno no era la misma que terminó en el jardín exterior del jockey, viéndola de cerca ahora por fin compruebo que no.

  2. Hola Pablo.
    Es un gusto ver tus trabajos y conocer el material que logras reunir.
    No soy de Bs. As., pero como arquitecto dedicado a la preservación me resultan muy valiosos tanto tu trabajo de investigacíón como tus puntos de vista.
    Felicitaciones!

    1. Hola Ricardo, muchas gracias! En Buenos Aires es mucho lo que se perdió y lo que se sigue destruyendo. Diversas ONGs y organismos se están organizando para frenar las demoliciones y las agresiones que recibe diariamente nuestro patrimonio artístico, arquitectónico, decorativo y paisajístico.

      Saludos!

      Pablo

  3. Nuevamente agradezco con sinceridad el trabajo realizado. Permite revivir una época brillante de nuestra Patria que algunos critican por pura superficialidad. Una duda: la primera fachada que aparece creo que pertenece a la casa que mandó edificar Saturnino Unzué Rey, el padre de las tres hermanas Unzué y que luego legó a sus hijas. Me parece que ellas no la edificaron, sino que la heredaron y luego la modificaron cada una según sus gustos.

  4. Pablo,
    Excelente el trabajo. Debería ser ampliamente difundido para evitar los desastres que sigue sufriendo esta ciudad. Si esta belleza se hubiera preservado, hoy sería otra maravilla para todos, que podríamos disfrutar y mostrar orgullosos. Realmente un testimonio fantástico y a la vez, de gran melancolía para los que amamos el arte.

  5. Te felicito y agradezco enormemente por tu gran trabajo y por tu generosidad en compartirlo con los neófitos como yo, que hemos pasado cientos de veces por todos estos lugares sin siquiera imaginar las maravillosas historias que encierran…
    Sigo atententamente tu blog y no sabés con cuánta atenciòn leo y disfruto de cada uno de los articulos. Gracias!

  6. Felicitaciones, me parece un excelente trabajo y ayuda a tomar conciencia para evitar que se siga demoliendo indiscriminadamente el patrimonio arquitectónico de los porteños. Gracias

  7. Pablo, lo tuyo es insuperable, me encanta entrar a tu blog y conocer detalles, datos, anecdotas e historias sobre la increible arquitectura de Buenos Aires. Como siempre te digo, comparto tu pesar e impotencia en cuanto a la desagradable perdida del patrimonio tanto inmueble como decorativo y cultural. Te mando un abrazo!

  8. Excelente trabajo Pablo como siempre. Esperaba ansioso este material de la residencia Unzué. Deja en claro este material el nivel socio- económico – cultural que poseía la “aristocracia” argentina , en cuanto a la arquitectura , mobiliario , obras de arte , piezas de joyería , etc que poseía.
    Debido a que citaste a Marjorie Merriweather Post , la última “gran aristócrata” estadounidense fallecida en 1973 , su mansion de Washington DC , junto a sus colecciones de arte y mobiliario merecen una mención especial para otro de tus blog magistrales.
    Siempre me pregunté en la fotografía aerea de los ´40 de Bs As a quién perteneció la residencia ubicada en la esquina de la calle Cerrito y Posadas , y gracias a este articulo supe que fue de “Cachorro” Álzaga Unzué y Josefina Ocampo. Nunca vi fotografias de su fachada ,no se si existiran en la actualidad. Hoy lamentablemente de levanta en ese solar , otro edificio en altura de dudoso gusto que rompe con la estética y escala del entorno.
    Felicitaciones y muchas gracias por este artículo !!
    -Jose Francos-

  9. Formidable tarea. Rescate de la historia. De la “traditio” condición necesaria e indispensable para conformar “patrĭa” la tierra natal o adoptiva a la que un individuo se siente ligado por vínculos de diversa índole, como afectivos, culturales o históricos….y este recupero hace al fín que a todos nos abarca.

  10. Excelente trabajo; realmente, hay que salvar lo que queda; la Facultad pareciera ser que solo produce Arquitectos, pero no Urbanistas, interesados en la renta y no en el arte. Un cordial saludo, DLO

  11. Muy buena Publicacion, es una pena que se haya perdido tanto patrimonio arquitectonico.
    he visto fotos de la estancia San jacinto, que pertenecio a maria unzue de Alvear en rojas,y que tambien fue demolida en el año 1971.

  12. Interesantísmo. Estoy trabajando sobre algunas fotografías de María Unzué. Del AGN ubiqué una del retrato con su sobrina. Veo que también hay una pintura. O la foto es una reprodución en blanco y negro de la pintura? Felicitaciones y gracias. Estoy atrás de la designación de marquesa y la rosa de oro. Sabés algo?

  13. SE LAMENTAN DE ESAS DEMOLICIONES? PERO SI LAS CONSTRUYERON GENTES QUE NO SABIAN NI LO QUE ERA EL ARTE, SOLO CONSIGUIERON MUCHA PLATA EN POCO TIEMPO Y COMPETIAN ENTRE ELLOS EN LA SUNTUOSIDAD, LA PRUEBA FUE QUE NO DURARON NI UNA DECADA – MEDIOCRES TILINGOS DE NUESTRA PAMPA, EN FRANCIA SE RIERON DE ELLOS.

    1. No importa quien las construyó sino la belleza que se perdió. Que sería hoy París si la Revolución hubiera barrido con todos los palacios de la nobleza ? La política va por una vereda, el Arte por otra.

  14. Dear Sir or Madam,

    I’m doing research on the life and work of the French painter Lucien-Victor Guirand de Scévola (1871-1950). See my recently started website: http://www.guiranddescevola.nl
    Between 1909 and 1923 Guirand de Scévola made several long-stay visits to Buenos Aires.
    – August 1911: he organised an exposition in the Jockey Club in Buenos Aires;
    – 1911: exhibition at the Société de Saint-Vincent-de-Paul, Buenos Aires;
    – he decorated private residences in Buenos Aires, among them the villa Pando Carbassa, calle Montevideo;
    – 1913: exhibition at Witcomb Gallery;
    – he made portraits of members of the families de Alvear, Dose, Pearson, Alzagua Monzué, Moreno Carabassa, Pando y Carabassa, de Castex Torres, de Caravana, Ocampo, and others (see the Liste des portraits sur mon site)

    It’s difficult to get detailed information on the activities of Guirand de Scévola in Buenos Aires. Could you perhaps suggest me institutions, websites or persons who could help me with further information?

    Thank you very much! Kind regards, Drs. Rik Wassenaar, The Netherlands, E-mail: hwassenaar@iae.nl

  15. Pablo ,soy Alejandro Gonzalez Alzaga,te felicito por las fotos,pensar que yo naci en esa casa el 20 de junio de 1940.
    Lastima que en nuestro pais nunca se conservo nada,todo se demolio como tambien se demolio el pais, te mando un gran abrazo y te reitero mis felicitaciones.
    Alejandro

  16. Hola Pablo!!! Cada vez que puedo leo y releo tu blog. es excelente!! Pensaste alguna vez en hacer lo mismo en alguna otra ciudad del interior?? Un abrazo y felicitaciones!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s