El salon de estar2

El “Palacio Paz”, un homenaje a la arquitectura francesa

No es difícil darse cuenta, si se observa con detalle las fachadas de los edificios del centro Buenos Aires, (los que sobrevivieron a la piqueta demoledora) que la arquitectura porteña de finales del siglo XIX y comienzos del XX se caracterizó por su marcada influencia francesa, sin embargo pocos saben que el Palacio Paz, ubicado en pleno centro de la capital frente a la Plaza San Martín, es un edificio cuyos frentes, esculturas y ornatos son copias o están inspiradas en diversos palacios franceses. Esto no es casual, el arquitecto del palacio, Louis Marie Henry Sortais era francés, estudió en la Ecole des Beaux Arts de París y ganó el Grand Prix de Rome en 1890; y el propietario de la residencia José C. Paz fue embajador en Francia a finales del siglo XIX, y como dice Fabio Grementieri en su obra “Grandes Residencias de Buenos Aires”, “Paz tuvo una indisimulable predilección por la cultura académica francesa, de la que quiso rodearse a lo largo de su vida y aun más allá. Así lo demuestra el sepulcro de la familia en el cementerio de la Recoleta […] El autor de la obra, una de las más importantes del lugar, fue el consagrado escultor y Grand Prix de Rome Jules Coutan”. A esto agregaría las 4 magníficas esculturas que Paz encargó para su palacio a otro consagrado escultor francés, Raoul Larche, tres de las cuales todavía se preservan allí y otra fue trasladada a la provincia de Buenos Aires (más información en:https://miradaatenta.wordpress.com/2010/08/01/cuatro-valiosas-esculturas-de-raoul-larche-en-buenos-aires/  ), todo esto hace pensar que la intención no era meramente decorar la residencia siguiendo la moda francesa, sino realizar un homenaje al arte la historia y la arquitectura de aquel país.

La firma de Louis Sortais en los planos originales del Palacio Paz, fechados en 1907 (7 años antes de la inauguración):

Hay que reconocer que el Palacio Paz es obra también del arquitecto e ingeniero argentino Carlos Agote ya que Sortaís nunca viajó a la Argentina, dejándolo a él a cargo de la dirección de la construcción, y de hecho falleció en 1911 cuando todavía las obras no habían concluido. No obstante Agote respetó gran parte del proyecto de Sortais haciendo solamente modificaciones que le exigía la familia, como es el caso de la entrada para Alejandro Paz, sobrino de José, que terminó convertida en un gran ventanal:

El palacio se terminó en 1914 y llegó a ser en su momento la mayor residencia privada de  la ciudad. Georges Clemenceau visitó Buenos Aires en 1910, cuando el palacio se encontraba todavía en construcción, y comentó irónicamente en su diario de viaje “El señor Paz, que ha ganado bien el descanso de que goza en Europa, se ha reservado naturalmente un derecho de alta supremacía. Un fantástico palacio que ha hecho construir en el más hermoso barrio de Buenos Aires, parece anunciar proyectos de regreso. Pero en este caso, no puedo por menos de compadecerle, porque necesitará por lo menos la corte de Luis XIV, o la de Jerjes, para llenar su fastuoso domicilio.” Años más tarde, en 1916, durante su visita a Buenos Aires el periodista brasileño Mario Brant quedó deslumbrado al pasar frente al palacio y anotó en sus crónicas “Es una residencia que muchos reyes envidiarían. Las dependencias están en relación con el tamaño del edificio. La casa de los criados, al lado, no desentonaría en la playa de Botafogo”.

En el año 1938 la familia puso en venta el palacio que fue adquirido por el Círculo Militar a través de una subvención de tres millones quinientos mil pesos del Estado Nacional, aprobado mediante Ley 12.390 por ambas cámaras del Congreso de la Nación, el 23 de agosto de 1938. El Estado puso como condición que la Institución albergue  en el mismo edificio al Museo de Armas de la Nación y a la Biblioteca Nacional Militar.

Con el pasar de los años y la construcción de torres de oficinas, sumado a los árboles que tapan su fachada, el edificio fue perdiendo notoriedad y hoy en día sólo los turistas se detienen a admirar su magnífico portón de hierro y bronce. Tampoco ayuda que sus frentes con revoque símil piedra estén cubiertos de pintura blanca, lo que quita profundidad y oculta la calidad material de los mismos. Ya es hora que este magnífico y único edificio sea restaurado como se merece.

Análisis de las fachadas:

El frente principal que mira hacia Plaza San Martín es el de mayor jerarquía. Es también artísticamente el más importante y se trata de una versión libre de una de las fachadas del Palacio del Louvre, puntualmente el ingreso al museo por el puente del Carrusel. Digo versión libre porque no es una copia exacta, pero si comparamos los dos frentes podremos ver que los volúmenes son similares, con un cuerpo centrar saliente (marcados en rojo en las fotografías ubicadas debajo) enmarcado y jerarquizado a través de altas mansardas, y dos cuerpos laterales (marcados en amarillo). Palacio Paz fotografía superior, Louvre inferior:

Pero no sólo los volúmenes coinciden sino que también tomaron como modelo los coronamientos con frontón partido que enmarcan un ojo de buey central:

También toma como modelo el frontón central del pabellón del Louvre:

Sorprende ver que los balcones de hierro del Palacio Paz tienen idéntico diseño a los del pabellón del Louvre. Balcón del Palacio Paz fotografía inferior, el del Louvre la superior:

Los ventanales de la planta noble están inspirados también en los del Louvre. Palacio Paz izquierda, Louvre derecha:

El altorrelieve emplazado en el frontón central del Palacio Paz es una copia del grupo escultórico realizado por el eximio artista francés Jean Baptiste Carpeaux para el Pabellón de Flora del Louvre. Se titula “El triunfo de Flora” y junto con “La Danza” de la Ópera de París son consideradas sus obras más importantes en ese período. En las colecciones del Museo de Orsay y del Louvre se conservan también dos versiones en terracota del “Triunfo de Flora” realizadas por el mismo artista. Algunos suponen que la obra del Palacio Paz puede tratarse de un estudio preliminar de Carpeaux, pero en mi opinión es poco probable ya que la versión porteña no tiene la calidad expresiva de la original:

Las dos obras en detalle. Palacio Paz fotografía inferior, Louvre la superior:

Pero el Louvre no fue el único modelo. Sortais se inspiró en el Château de Chantilly para resolver la composición de los cuerpos del palacio, que era bastante compleja dado que la residencia se levantó sobre un terreno irregular. Si miramos las dos obras a través de las fotografías satelitales de Google-earth, podemos observar que ambos edificios son irregulares, y de cierta manera se parecen en la disposición de sus pabellones. Palacio Paz derecha, Chantilly izquierda:

No es casual que Sortais haya tomado a Chantilly como modelo; el castillo francés fue  reconstruido en el siglo XIX por uno de sus maestros en la academia, el arquitecto Honore Daumet, así que es de suponer que Sortais quiso homenajearlo inspirándose en su obra más destacada.  El Palacio Paz Toma de Chantilly también la unión de los cuerpos a través de una torre cilíndrica con cúpula:

Sorprendentemente también podemos encontrar fuentes de inspiración en los interiores del edificio, como es el caso de los altorrelieves situados en el interior del hall central. Uno de ellos es una copia del que se encuentra en las caballerizas del Hôtel de Rohan Soubise en París, esculpido por el prestigioso artista francés Robert le Lorrain en 1737. El altorrelieve representa los caballos de Apolo tomando agua de una venera. Palacio Paz fotografía superior, Hôtel de Rohan Soubise fotografía inferior:

Otro de los altorrelieves del mismo hall se inspira en la pintura del artista francés Francois Boucher en la que se representa a Vulcano (figura sentada) presentándole a Venus (mujer situada detrás de Vulcano) las armas para Eneas:

También en  el mismo hall se encuentran estas torcheres (porta candelabros) que son copias de las que se diseñaron en el siglo XVII para la Galería de los Espejos del Palacio de Versailles. Palacio Paz fotografía derecha, Versailles izquierda:

Una de las habitaciones se inspira en el salón de Compagnie del Petit Trianon de Versailles y copia inclusive la moldura del cielorraso compuesta de guirnaldas de flores alternadas con lazos. Palacio Paz fotografía de la izquierda, Versailles derecha:

Uno de los apliques de iluminación es una copia exacta de los que se encuentran actualmente en el Salón de Compagnie del Petit Trianon y que fueran diseñados originalmente para el Salón de Juegos de Louis XVI del Palacio de Saint Cloud. Palacio Paz fotografía derecha, Versailles izquierda:

Aprovecho este artículo para ponerlos al tanto sobre las reformas que tuvo el Palacio Paz a lo largo del tiempo. Si bien la residencia permanece prácticamente intacta, dos de sus pabellones fueron demolidos en 1941. Uno se trataba del gran jardín de invierno situado en el patio interno del edificio, señalado en rojo sobre el plano fechado en 1912:

Plano de la fachada del Jardín de Invierno:

La única fotografía que pude conseguir hasta el momento del jardín de invierno es la de un pequeño sector de la fachada (fotografía de la derecha), que señalo en amarillo sobre el plano:

Si bien este pabellón fue demolido, basándonos en la fotografía que hay de un sector de la fachada podemos ver que es semejante al jardín de invierno del mismo palacio situado en el ala de Marcelo Torcuato de Alvear:

El segundo pabellón demolido en 1941 (o al menos muy reformado) se trataba de las magníficas cocheras, señaladas en rojo debajo. En ese sector se levantó el Pabellón de Deportes del Círculo Militar, que afortunadamente mantiene la morfología y el emplazamiento de las cocheras y del jardín de invierno, conservando de ese modo la volumetría original del conjunto residencial. Cabe destacar que el pabellón de deportes fue construido con fondos de la subvención que el Estado Nacional le dió a la Institución para adquirir el Palacio Paz, y con  un préstamo de 400.000 pesos al 4% anual con imputación a la Ley 12.345 de fomento al deporte, mediante decreto firmado por el Presidente Castillo. La Dirección General de Ingenieros del Ministerio de Guerra de la Nación hizo el relevamiento para su construcción, y aparentemente fueron ellos también los que lo edificaron.

En el blog publiqué anteriormente un artículo al respecto: https://miradaatenta.wordpress.com/2011/01/13/las-magnificas-y-desaparecidas-caballerizas-del-palacio-paz/

Las caballerizas señaladas en el plano de la residencia:

Pero no solo el jardín de invierno y las cocheras fueron demolidos, sino que también los frentes sufrieron reformas. Varios ornatos fueron suprimidos en diferentes años. El gran portón de ingreso por la Avenida Santa Fe 750 por ejemplo, tenía una gran moldura en forma de cartela que coronaba el ingreso. Se puede observar en esta fotografía de mediados de los años 20:

El diseño de la cartela en los planos originales:

Fue suprimida antes de la década de 1940. El portón en la actualidad:

Una de las fachadas del patio interno tenía dos cartelas en cada extremo de la unión del cuerpo saliente (señalada en rojo una de ellas debajo). Fueron suprimidas en la década de 1970:

En la unión de las dos alas principales del palacio sobre el jardín interno existían dos enormes copones con figuras humanas recostadas. Fueron eliminados luego de la década de 1940:

Todas las chimeneas del edificio tenían mensulas decorativas. Fueron eliminadas a mediados de la década de 1930:

En la torre del palacio, situada en la esquina de la avenida Santa Fe y Maipú, habían dos putti. Fueron eliminados entre 1960 y 1970:

Todos los ojos de buey de las mansardas y de la cúpula tenían ornatos en su sector inferior que fueron eliminados a mediados de la década de 1930. Solo dos de ellos los conservan todavía:

La cartela que corona el frontón central de la fachada que mira hacia la Plaza San Martín tenía un coronamiento que se eliminó o se desprendió accidentalmente en fecha desconocida:

Todos los ventanales de las mansardas tenían ornatos que fueron eliminados a mediados de la década de 1930.

El edificio tenía una marquesina de hierro en la entrada de servicio por la calle Maipú. Fue eliminada después de la década de 1930.

A pesar de las demoliciones y reformas que sufrió el edificio es una de las residencias mejor conservadas de la ciudad, todas las habitaciones, salones de recepción e inclusive algunos baños y áreas de servicio se encuentras preservados en su estado original (sin el mobiliario que fue subastado por la familia). Sirven como prueba las siguientes fotografías de los salones y dormitorios de los pisos superiores del palacio, que no se pueden visitar comúnmente ya que se tratan de áreas de trabajo del Círculo Militar. No así la planta noble, la mas suntuosa de todo el edificio, que se puede recorrer diariamente a través de visitas guiadas que organiza la coordinadora Alicia Merlicco. Pueden encontrar fotografías de ese sector y los horarios de visita en la página oficial del Palacio Paz: http://www.palaciopaz.com.ar

Fotografías de los ambientes conservados en la planta noble,  el primer piso y los entrepisos del edificio:

El Gran Hall estilo Louis XIV:

Gran Hall de Honor 12

Salón de Baile:

El Salon de Baile2

Gran Comedor estilo Enrique II:

El gran comedor2

El Salón de Estar de Zelmira Paz:

El salon de estar2

La Gran Galería estilo Francisco I:

DSC_00282

Antigua habitación estilo Luis XIV, actualmente utilizada como comedor:

Antigua habitación estilo regencia:

Antiguo comedor estilo Luis XVI:

Antiguo salón de estar estilo regencia:

Antiguo salón de estar estilo Luis XVI (ubicado en la planta noble del ala que mira a Marcelo T. de Alvear):

Antigua habitación estilo Luis XVI:

Antigua habitación estilo Luis XVI:

Antigua habitación estilo Luis XVI:

Vestíbulo estilo renacimiento (ubicado en la planta noble del ala que mira a Marcelo T. de Alvear):

Antiguo jardín de invierno:

También se conservan los magníficos ambientes instalados en el entre piso del palacio, señalados en amarillo en el corte del plano original ubicado debajo:

Antiguo billard estilo regencia, actualmente utilizado para conferencias, situado en el entrepiso:

Chimenea del billard:

Antiguo escritorio estilo imperio, situado en el entepiso:

Detalle de la ornamentación del escritorio:

Salita de estar estilo neoclásico situada en el entrepiso:

Los salones poseen magníficas arañas y apliques de iluminación realizados en bronce fundido y cincelado, bañados en oro, con aplicaciones de cristal y alabastro:

Se conservan 5 baños originales de la época con sus instalaciones:

Se preservan 3 ascensores originales de la casa Ottis de USA. Debajo una fotografía de las tallas en madera de uno de ellos:

Se conservan los 3 guardarropas de la familia, consistentes en tres habitaciones cubiertas de armarios y espejos:

Se conserva también dentro de la cúpula del palacio la sala donde se guardaba la ropa blanca (para las camas):

Agradezco al Sr. Sergio Kiernan por haber publicado este artículo en la sección m2 del diario Página 12:

http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/m2/10-2162-2011-10-22.html

Fuentes bibliográficas consultadas:

El Círculo Militar en el Palacio Retiro, Diego Lecunoa, Celia M. Terán, Círculo Militar, 1981, Buenos Aires.

Grandes Residencias de Buenos Aires, La influencia francesa; Fabio Grementieri, Xavier Verstraeten, Lariviere, Buenos Aires.

21 comentarios en “El “Palacio Paz”, un homenaje a la arquitectura francesa

  1. Pablo, como para no desentonar esta thread es excepcional. No se qué están esperando desde algún diario o incluso alguna dependencia estatal para reconocer tu trabajo y difundirlo.

    A esta altura, en este blog se consigue más información histórica y muy útil sobre parte de la historia y los edificios de Buenos Aires que en los sitios oficiales del Gob. de Buenos Aires e incluso los libros de consulta que hay en bibliotecas especializadas.

  2. Tu blog es maravilloso. Como fuente y difusión, y como registro de nuestro patrimonio, me atrevo a decir que a tu manera, estas haciendo patria. Puede que mucho ya no quede en lo material, pero mientras de alguna forma, aunque sea la gráfica y virtual, sigan difundiéndose y por lo tanto, inspirando e influyendo, el patrimonio de alguna forma sigue vivo, haciendo nuestra Cultura. Gracias!!

  3. Los planos del palacio Paz se ven borrosos, no llegan a apreciarse ni las descripciones escritas ni las decoraciones de los cielorrasos. Podrías darles mayor definición para agrandarlos mejor? Gracias.

  4. Felicitaciones x el trabajo!, interesantísimo!!!, soy Agustin de la ciudad de Rosario, Argentina y aca tambien hay muchisima arquitectura interesante y me la paso mirando y maldiciendo a quienes no la cuidan y no la arreglan. Deberian restaurar millones de edificios que nunca mas vamos a volver a tener y tienen un valor cultural increible. Alusino cada vez que viajo a Paris y veo lo bien conservado que esta casi todo. Por que aca no cuidamos las cosas así?…una pena enorme.
    Gracias x el trabajo, excelente!!!
    Agustin

  5. Buena tardes, soy estudiante de Arquitectura de la ciudad de Rosario y estoy haciendo un trabajo en Historia I sobre el Palacio Paz. Quería consultar si habría alguna posibilidad de conseguir las fotografías originales que comparan al Palacio Paz con el del Louvre.
    Saludos!

  6. Hermosa producción, Pablo! Una pena las marcas de agua en las fotos, complican mirarlas y disfrutarlas. Más allá de la objeción, muy buen trabajo. Saludos

    1. Hola Pablo, sé que la marca es molesta, pero es la única manera que puedo proteger la investigación, porque muchas veces copian los artículos y no ponen las fuentes. Trataré de colocar la marca de agua en lugares menos molestos. Saludos

  7. Pablo
    Excelente tu trabajo, el detalle puesto no es más que el de un admirador del arte arquitectónico y ornamental francés que encandiló a tanto porteños, como a nosotros dos entre tantos. Pero gracias a tu profunda investigación y obsesiva perfección es que disfrutamos de este fascinante trabajo.
    Me pongo a tu disposición para intercambiar mayores detalles de este palacio que es inagotable en sus historias.
    Soy el director de Cultura del Círculo Militar y me gustaría mucho contactarme.
    Mi dirección web es: urricariet@circulomilitar.org o cultura@circulomilitar.org
    Gracias
    Alejandro

  8. Estimado Pablo: Aunque no sea el tema de este blog, siempre pensé que gracias a ésas personas que eran inmensamente ricas se pueden disfrutar hoy de estas maravillas arquitectónicas.
    Una pena lo que se ha perdido.
    Lo felicito por su trabajo.
    Rodolfo

  9. Pablo, casi tres años después de tu excelente trabajo, el Poder Ejecutivo Nacional dictó el 21/7/14 el Decreto 1150/2014 por el cual declaró al Palacio Paz “Monumento histórico artístico nacional”. Como anexo figura el “Catálogo de las obras de arte, mobiliario y objetos decorativos varios adquiridos por la familia PAZ y conservados en el ex PALACIO PAZ, actual PALACIO RETIRO bajo la administración del CIRCULO MILITAR”. Entiendo que es un valioso complemento de tan magnifica investigación. Este es el link al decreto: http://infoleg.mecon.gov.ar/infolegInternet/anexos/230000-234999/232743/norma.htm

    Saludos, Martin

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s