jjjjjjjjjjjjjj

La entreverada historia de los “Caballos de Marly”, y sus copias en la Argentina.

Ya comenté varias veces en este blog que Versailles fue la gran residencia de Louis XIV durante su extenso reinado; sin embargo y a pesar de habitar en el palacio más grande y suntuoso de Europa,  el “Rey Sol”  necesitaba un espacio íntimo donde poder descansar  y alejarse del bullicio de la corte. Es así que en el año 1679 ordenó edificar a las afueras de París, en el condado de Marly le Roy, un palacete que se convertiría en su residencia íntima y más preciada. El edificio fue construido por Jules Hardouin Mansart, que en ese momento se encontraba trabajando en la Galería de los Espejos de Versailles, quien concluyó las obras aproximadamente en 1686.

Reconstrucción de la fachada del Château de Marly:

El palacio fue dotado de  un gran parque compuesto de cascadas, estanques y parterres decorados con esculturas realizadas por los más destacados artistas de la época. Al final del mismo se encontraba el abrevadero, un gran estanque donde se bañaban los caballos, siendo todo el conjunto dominado por un muro sobre el cual se apoyaban dos inmensas esculturas de caballos alados, realizados en mármol por el escultor Antoine Coysevox.

Vista del gran parque con los dos caballos de  Coysevox señalados en rojo:

Detalle:

Imágenes de los caballos de  Coysevox:

Fama cabalgando:

Mercurio montando a Pegaso:

Las esculturas de Coysevox permanecieron en el parque, hasta que en el año 1719 fueron retiradas de los pedestales y trasladadas a otro sitio.

En 1739 se llamó a concurso para diseñar dos nuevos caballos que ocuparían el lugar de los anteriores. En 1743, durante la exposición de los nuevos modelos en el Louvre, el Rey Louis XV escogió  los del artista Guillaume Coustou (que son a los que me referiré en este artículo). En 1745 las dos nuevas esculturas de mármol de Carrara  fueron colocadas en el abrevadero de Marly.

Fotografías de los caballos esculpidos por Coustou:

Caballo retenido por un palafrenero (criado que llevaba el caballo tomado del freno):

Caballo retenido por un palafrenero:

 En 1794, pasada la Revolución Francesa, el pintor Jacques Louis David propuso transportarlos a París y colocarlos en los pedestales de la Place de la Concorde en la entrada de los Champs Elysées.

Dibujo de la instalación de los caballos de Coustou en la Place de la Concorde en 1794:

Fotografía de principios del siglo XX donde se ven las dos esculturas en la entrada de los Champs Elysées:

En el año 1984 el estado Francés decidió, por cuestiones de conservación, reemplazar los dos caballos por copias y trasladar los originales al Museo del Louvre donde se exhiben actualmente.

Fotografía de la Cour Marly del Museo del Louvre donde se exhiben los caballos diseñados por Coustou conjuntamente con los  de Coysevox y el resto de las esculturas del palacio y parque de Marly le Roy (demolido a comienzos del siglo XIX).

En la entrada del Parque General San Martín de la Ciudad de Mendoza hay dos copias de los caballos. En el sitio www.intertournet.com.ar se informa que: [“La copia fue encargada por la provincia en1911 a la firma francesa de los Señores Sahores y Ojeda, y fue ejecutada por el artista Berthier. El decreto de aprobación del contrato con la firma parisina tiene fecha 7 de abril y fue firmado por el gobernador de la Provincia, Rufino Ortega (h). En éste se conviene la realización de la “reproducción en mármol blanco de Carrara, de primera calidad, de los Caballitos de Marly”. En el mismo se aprueba el contrato celebrado con lo señores Sahores y Ojeda, de París, por la suma de treinta y cinco mil francos pagaderos por terceras partes.”]

Fotografía de los Caballos en la entrada del Parque General San Martín:

En la entrada del Hipódromo de Palermo de la Ciudad de Buenos Aires también hay dos copias realizadas en bronce:

.

La Casa Rosada posee una copia reducida hecha en bronce patinado:

El Museo Nacional de Bellas Artes en Buenos Aires posee dos copias de 57 y 58 cm de altura realizadas en bronce patinado que se exhiben en la colección Guerrico, ubicada en la planta baja del edificio. También es común encontrar copias  reducidas en casas de anticuarios y subastas.

4 comentarios en “La entreverada historia de los “Caballos de Marly”, y sus copias en la Argentina.

  1. Excelente la publicación.
    Este fin de semana pasado estuve en Casa de Gobierno y me llamó la atención la escultura. Desconocía su historia. Gracias por el relato.

  2. Buenisimoo e impecable tu trabajo pablo como siempree!!! Nunca pude encontrar una imagen del chateau de marly con sus caballos !! Gracias a vos lo pude conocer!!! Felicitaciones!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s